Crónicas de un lector por Aldo Perán:

Reporteo de lo cotidiano

Aldo Perán

Aldo Perán

Aldo Perán.

Los invitamos a leer una nueva sección que se publicará mensualmente en nuestras redes sociales y página web. Se trata de Crónicas de un lector, en la que Aldo Perán nos relata su encuentro con libros y autores. En esta primera entrega titulada Reporteo de lo cotidiano nos hablará sobre el libro El Subrayador.

12/05/2015

Fuente: Biblioteca Nacional

Reporteo de lo cotidiano

Por Aldo Perán

La imagen es cotidiana pero allí radica su potencia: Pedro Mairal (Buenos Aires, 1970) sale a la calle luego de combatir una gripe que lo tuvo postrado en cama un par de días. Sólo piensa en caminar. A partir de esa excusa, de ese motivo, el escritor argentino da comienzo a una intensa descripción compuesta por la velocidad con la cual camina, la incomodidad de pisarle los talones a quien va delante, la evasión de peatones en calles atiborradas y los gestos musculares que le acompañan -"un movimiento de hombro o un avance de mano que señala: yo paso por acá, vos por allá"-. Luego de todas esas observaciones, detalladas de forma muy fluida, finaliza su reflexión del siguiente modo: "Caminar es mover el mundo. […] ver la manera en que las cosas se acercan y disfrutar de placeres mínimos como cruzar mal una avenida desierta, cruzar en diagonal y ver de pronto todo el cielo".

Escenas como éstas, con temáticas ampliamente diversas -"deliciosamente misceláneas" sostiene Alejandro Zambra en el prólogo- dan forma a El subrayador, libro que compila un conjunto de columnas que Pedro Mairal, poeta y novelista argentino, escribió para el periódico transandino Perfil durante cinco años. Esta edición chilena, publicada bajo el sello Libros del Laurel, nos presenta a uno de los narradores argentinos de no ficción más destacados en la escena literaria continental: un escritor a quien se le ocurren columnas de opinión mientras cruza la ciudad de diversas maneras, o a quien se le ocurren poemas en el la locomoción colectiva y cuentos arriba de un taxi.

Es recomendable que el lector sepa deglutir este libro con tranquilidad. No se puede leer de un tirón. Mairal sabe contar en sus columnas buenas historias, y transformar experiencias cotidianas en relatos abrumadores que se alojan directamente en la conciencia de una forma condensada. Luego de relatar minucias de un viaje a Puerto Rico, el autor procede a sentenciar lo siguiente: "Al final lo que importa es la lengua que usa la gente para escribir en las paredes del baño, la lengua que usa para amar, para reírse, para insultar". La escritura que compone este libro está fundada en la extraordinaria facultad sensorial que posee su autor y con la cual puede transformar en relato un evento intrascendente, como lo es una mosca que rodea a Barack Obama mientras concede una entrevista televisiva, transformando ese acontecimiento a primera vista irrelevante en una buena historia que, por sobretodo, está bien contada. El escritor argentino tiene la capacidad de transformar la timidez, el famoso gol de Maradona contra los ingleses, las magistrales jugadas de Messi, las molestias producidas por el volumen del taxi mientras el autor lleva a su hijo al colegio o la observación de la playa cuando comienza a caer la noche, en una invitación a conocer con minuciosidad el mundo que Mairal habita, observa y escribe de forma excepcional. Es un reportero de las menudencias cotidianas y su lugar en el mundo.

El subrayador, en este sentido, continúa el sendero iniciado por el sociólogo francés David Le Breton en Elogio del caminar, en el que la actividad de recorrer con lentitud los caminos que componen una ciudad pueden dar paso a experiencias decisivas y abrir posibilidades de transformación en uno mismo. Mairal no necesita de Instagram para añadir un filtro que ilumine el devaneo citadino: utiliza un paseo de fin de semana para definir las posiciones de la vida -"están los que hicieron algo de plata y los que, mientras se toman el vino ajeno […] dicen estar orgullosos de su austeridad"-. Algunos motivos en Mairal se cruzan también con tópicos que forman parte de la constelación literaria de Fabián Casas -otro escritor argentino fundamental en la actualidad-.

Leyendo este libro de Pedro Mairal podemos apreciar que el conjunto de columnas, un genero que ha adquirido una posición destacada en la opinión pública durante los últimos años, funciona como un todo que es articulado por la eximia habilidad de su autor para componer breves reflexiones, a veces circunstanciales y otras que funcionan, más bien, como breves relatos, los cuales le otorgan al lector un dosificado placer en un ejercicio literario perfecto.

Pedro Mairal

El subrayador

Libros del Laurel

2014

Sobre el autor de la crónica

Aldo Perán (1990), es Licenciado en Historia. Trabajó varios años en Librería Metales Pesados. Actualmente se desempeña en el ámbito editorial y escribe para medios de prensa escrita y digital.

Recursos adicionales

Materias: Libros y revistas - Literatura
Palabras clave: Aldo Perán
readspeaker